Fantasmas, OVNIS y otros fenómenos paranormales que viven las tripulaciones

Objetos voladores no identificados en el radar, aviones que desaparecen en pleno vuelo, pasajeros que no aparecen en el manifiesto de pasajeros, rumores de espectros en aeropuertos después de una catástrofe aérea… Muchas son los misterios que envuelven al mundo de la aviación, y quién más o quién menos, habrá escuchado (o vivido), alguna experiencia paranormal.

 

El pasado 8 de Marzo hizo tres años desde la desaparición del vuelo MH370 de Malaysia Airlines, con 239 pasajeros a bordo. A día de hoy, la desaparición de la aeronave sigue siendo un misterio, y varias hipótesis circulan desde hace años, sin que ninguna se haya podido confirmar, a causa de la inexistencia de pruebas a día de hoy.

Cuando “tu oficina” está a 39.000 pies de altura y “tu casa” suele ser una habitación de hotel, eres más susceptible de experimentar fenómenos extraños que, paranormales o no, no dejan de ser curiosos, y misteriosos. He recopilado una serie de historias, que han sucedido tanto a tripulantes de cabina como a pilotos, en aviones y hoteles donde las tripulaciones descansan. La mayoría de las historias han sido contadas en primera persona, así que por respeto, y siguiendo la ley de protección de datos (LOPD), mantendré el nombre de los protagonistas en el anonimato. A continuación relataré las historias, tal y como me las han relatado…

“Boeing 737-800 en el año 2010, en un vuelo de Tenerife a Barcelona. Ya era de noche porque era la vuelta a casa de un día de sectores largos. En ese vuelo vas bordeando Marruecos, e históricamente en esa zona de Las Canarias y África, hay mucha actividad militar. Así que lo que vimos siempre lo relacioné con un avión militar… El tema es que una vez establecidos en crucero, vimos una luz encenderse y apagarse delante nuestro. Fue una ráfaga. No estaba cerca, pero tampoco estaba muy lejos. Miramos el radar (porque a veces los pilotos parecemos camioneros y nos saludamos dándonos las luces), pero en el radar no aparecía nada, y tampoco vimos las luces de navegación, las luces beacon o las estroboscopicas, las cuales hay que llevar siempre encendidas en un avión. Volvió a ocurrir a los pocos segundos, y entonces fue cuando llamamos al controlador aéreo, para preguntar si había tráfico cerca nuestro, pero la respuesta fue negativa. Quizá por vergüenza o por no saber que decir, no informamos de ello a nadie… Nos miramos extrañados, intentamos darle una explicación razonable, y el vuelo continuó sin más incidentes…”

img_7777

“Un piloto que volvía de extracrew de algún país de Sudamérica, entró al final en el vuelo, viajando en jumpseat (transportin), ya que el vuelo iba muy lleno. Cuando se apagaron las luces del cinturón de seguridad después del despegue, los TCPS llamaron al Comandante, a ver si el piloto que viajaba de extracrew, podía bajarse al Crew Rest Compartment, porque siempre sobra una litera y además así no estaba por el medio del galley, mientras daban el primer servicio. El comandante aceptó, y éste bajó al Crew Rest… y a las dos o tres horas, subió hecho un basilisco diciendo a la tripulación, que se les había colado una niña en el CMR, y que no paraba de abrirle la cortina y despertarle… a la tripulación le extrañó pero le dijeron que volviese a bajar, y que estarían pendientes. Al rato subió otra vez… pero claro, nadie había bajado ni abierto esa puerta. Se fue cabreado a cockpit para hablar con los pilotos al mando de ese vuelo, y revisando la documentación del vuelo, en el manifiesto de carga descubrió que llevaban un féretro a bordo, y unos pasajeros de Business class eran los padres de la niña que iba dentro…”

 

img_7776

“En Valencia, la tripulación nos quedábamos a dormir en el hotel Astoria, un hotel con solera de la ciudad, y hacía algunos años se había suicidado un copiloto de Aviaco en una de las habitaciones. Se rumoreaba, que el fantasma del piloto aun rondaba por el hotel… Entonces, cada vez que llegábamos al check in, decíamos de cachondeo, que no nos diesen la habitación del fantasma. Al personal del hotel no les hacía ni puñetera gracia, y nunca nos dijeron el número de la habitación.  Pero en diversas ocasiones, tripulantes han notado que alguien se sentaba en su cama, o que le acariciaban el pelo mientras dormían … Yo mismo, una noche que estaba viendo la tele y que había pedido room service, empezó a apagarse la tele y a subirse el volumen sólo, y cosas así… Me levanté a darle un par de zurriagazos a la tele, y cuando me di la vuelta para volver a la cama, para seguir comiendo mis espaguetis boloñesa… Alguien había volcado la bandeja con mis espaguetis encima del edredón!!!

“El hotel Sheraton Bandara de Jakarta (Indonesia), en cual las tripulaciones nos quedábamos de destacamento, era precioso. Disponía de acceso a la playa, zonas ajardinadas, un spa fabuloso… los TCPS estábamos encantados con el destacamento por dos y tres días en Jakarta, excepto por un problema… El hotel tenía fama de estar encantado, porque pasaban cosas extrañas. La tripulación se quejaba constantemente de que se abrían y cerraban las puertas de los armarios y que chirriaba la madera en las habitaciones. Algunos aseguraban, que mientras se conectaban por Skype con sus familiares desde las habitaciones, habían aparecido fantasmas en la imagen detrás de ellos, o incluso traspasando de una pared a otra… Las tripulaciones empezaron a quejarse a la compañía, alegando de que no podían descansar e incluso llegó a tal punto la situación, de que nadie quería realizar ese vuelo, y la gente llamaba enferma para no hacer el vuelo. La compañía finalmente se vio obligada a cambiarnos el hotel…”

“Marzo de 2015, en el vuelo MAD-ACE a las 23:00 de noche, 30 min antes de aterrizar en Lanzarote. El comandante y el copiloto nos informaron a toda la tripulación después de acabar el vuelo, que habían visto un objeto volador no identificado (OVNI), con movimiento inteligente moviéndose en forma de zig zag. Que este objeto no identificado, tenía movimientos imposibles para la tecnología de hoy en día, y que no fue identificado en el radar. El comandante es un hombre irlandés muy serio, introvertido y de pocas palabras. Por lo que, si nos lo dijo, es porque realmente era algo realmente inusual…”

“Durante el embarque de pasajeros, una vez tuve esa inexplicable sensación de querer abrazar a una pasajera, y de decirle que todo estaba bien, y que no se preocupara, que no sería el final, justo antes de incluso empezar a hablar con ella. Después de estar atendiéndola durante el vuelo y a raíz de entablar una conversación, una pasajera me explicó que su hijo había muerto recientemente, y que antes de morir, su hijo la abrazó, y sus últimas palabras hacia ella fueron: “no te preocupes, no será el final”.

 

“En uno de esos vuelos largos y nocturnos de más de 10 horas en los que la tripulación toma el descanso en unas literas en el CRC que está en el piso de arriba en el Boeing 777, y se llama el Crew Rest Compartment, nada más empezar el vuelo, uno de los 3 pilotos fue al CRC para realizar su primer descanso. Su sorpresa fue, que una señora mayor estaba durmiendo allí. El piloto la avisó de que ese lugar estaba destinado exclusivamente para la tripulación, y que cual era su asiento, ya que debía regresar él. La pasajera parecía consternada y perdida. El piloto no dio importancia al asunto y se fue a descansar. Hacia el final del vuelo, el piloto avisó a los TCPS de lo sucedido, y ordenó que alguien fuera a comprobar que la mujer estaba en su asiento. La tripulación, al buscar en el asiento indicado por la mujer, encontraron que en su lugar, había un hombre viajando aparentemente solo. Tras preguntar al pasajero si viajaba acompañado y explicar el incidente del CRC, el hombre muy enfadado respondió, que eso era imposible, ya que su mujer había fallecido y transportaban su cuerpo en la bodega de ese mismo avión.

“Una vez estuve en una habitación de hotel que estaba poseída o encantada, ya que me pasó de todo… Para más inri, estaba en la planta número 13. Mientras dormía, noté que mi cama se movía, que me agarraban los pies, y para que la situación fuera más divertida, noté la presencia de un gato en la habitación… Como estaba medio dormida, y muy cansada del vuelo, tampoco le di mayor importancia.”

“Yo tuve un exorcismo a bordo, pero prefiero no hablar del tema.”

Y vosotros, ¿habéis experimentado alguna experiencia paranormal que queráis compartir? Me encantaría escuchar vuestras historias, podéis escribirlas justo debajo de este post! 😉

 

Para los que queráis poneros en contacto conmigo sobre cualquier duda, aclaración o información sobre aviación, la profesión, o procesos de selección, no dudéis en poneros en contacto a través de mi mail lifeafterdubai@gmail.com o la pestaña de contacto en este blog.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario sobre “Fantasmas, OVNIS y otros fenómenos paranormales que viven las tripulaciones

  1. Respecto a ecos falsos en el radar yo no creo que haya que alarmarse pues suelen ser deficiencias técnicas casi siempre. Recuerdo un vuelo en Canarias que hice en compañía de un general y al sobrevolar la zona del Teide había una capa de nubes a mil pies, con lo que el monte sobresalía por encima de las nubes. Sin embargo en el APN9 el eco del Teide no aparecía…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s